12 jul. 2011

Un buen plan para estas vacaciones

Confieso que nunca en mi vida pensé que iba a recomendar este plan, no porque no me guste, simplemente porque mi instinto de conservación me ha tenido alejada de cualquier actividad que implique riesgo.


Si sufres de miedo, como yo, lo mejor es llegar a Suesca  , como quien no quiere la cosa: o sea ir con la intención de hacer paseo, de salir de la ciudad, respirar aire puro y devolverse… sin prometer nada más.

Luego vale la pena sentarse un rato en una roca, acostumbrarse a la altura, familiarizarse con el espacio , ver el verde de la Sabana y escuchar a un guía experto hablar sobre la experiencia de escalar.


Después de un rato la terapia hace efecto, y me empieza a dar curiosidad… podría ir más allá de los límites que me impone mi cabeza?

 
Y como para acallarla me ponen un casco enorme…

Así que motivada por el reto, me decido a intentarlo. Igual todos los riesgos están controlados, voy con un gran equipo y un coach que unos metros más abajo me está acompañando. Así que lo peor que puede pasar es que mi mente haga de las suyas y yo pida que me bajen antes de llegar a la meta.
Marcela, Arigato, DivaRosa e Isa.

Finalmente, con mucho esfuerzo, lo logro y se siente buenísimoo!

Para celebrarlo vamos a almorzar delicioso, en este restaurante que parece salido de “Siete años en el Tíbet”.





Si quieres hacer este plan, con o sin modificaciones, visita vamospalmonte.com ( si no quieres escalar, por lo menos te comes un postre delicioso –recomiendo el tres leches- )



Fotos: Sergio Acosta, Isabel Salazar, Marina Montoya.