30 dic. 2011

¡¡¡Chao 2011.!!!


Pienso que siempre que se acaba un ciclo hay que despedirlo bien para empezar el nuevo sin apegos ni nostalgia. Mi año fue muy bonito, viajé, conocí y también dije adiós. Aceptar la naturaleza de la vida con tranquilidad y amor fue mi aprendizaje, uno que debo poner en práctica todos los días.

Gracias a este 2011 por todo lo que me dió!