26 mar. 2012

Chocolaterapia



Últimamente mis penas son pequeños dolores de cabeza que afectan principalmente el bolsillo.
Pues bien, desde hace unos meses vengo viviendo  una huelga general de electrodomésticos, todos se han puesto de acuerdo para dañarse.
En este momento me encuentro en fase secadora, y créanme en un apartamento pequeño como en el que vivo y en una ciudad como Bogotá, la secadora es indispensable sobre todo si uno no quiere usar la sala como patio de ropas.
Lo interesante de todo este daño, es que desembocó en un problema de tuberías.... 
Pero bueno, mas allá del desahogo, quería contarles que la dosis de chocolate me ha ayudado a superar el desespero.

Si me vieran comiendo chocolate mientras el técnico me da su diagnostico!!