11 feb. 2013

El eterno optimismo

He de confesar que no le tengo miedo a envejecer, pero sí mucho a verme como una señora. Y eso, no tiene nada que ver con la edad. Lo de ser señora no es que tenga nada de malo, es sólo una cuestión de gusto. Yo quisiera no  comprar nunca ropa en el departamento de señoras, me parecería muy triste tener que limitarme a ciertas cosas por mi edad. Espero que ese día nunca llegue y que si han de catalogarme con algún adjetivo o llamarme de algún modo, este sea cualquier cosa menos señora.  Creo que esto explica mi total admiración a la Duquesa de Alba, yo también espero llegar a los 80 en bikini!

A propósito de mujeres mayores  maravillosas, les dejo las fotos de la última colección de la diseñadora Karen Walker: Karen Walker forever . Una colaboración ganadora: las gafas de Walker y las modelos  descubiertas por Ari Seth Cohen, autor de un blog  que me encanta.