27 feb. 2013

Kintsugin, el arte de enmendar



Navegando por la red me encontré una forma de arte que no conocía, Kintsugin (金継ぎ) esta tradición japonesa consiste en reparar con resina y polvo de oro utensilios de cerámica que han sufrido daños.
Al unir los espacios del objeto quebrado, y hacer evidente su ruptura y su reparación, un objeto obtiene historia y por lo tanto incrementa su belleza.


Más allá de lo bonito que me parece esta práctica, con todo lo estéticos que son los japoneses, me gusta la metáfora que propone. Mil veces  he comparado las fisuras en las relaciones como un plato quebrado, y tristemente siempre tengo la sensación de que por más de que los interesados se esfuercen en remendarlo, algo estará siempre roto.


Este Kintsugin me abre una nueva mirada sobre los daños y las rupturas, si las relaciones – como las vajillas- se enmiendan con paciencia y materiales nobles, no sólo se pueden recuperar sino que pueden ser más bellos.




Divarosa conoce al Audi Sailing Race German Team